Un empate con sabor a poco

Deportivo Cuenca no pudo romper el cerrojo de Guayaquil City y terminó igualando a cero goles.

En un partido que terminó con polémica por la expulsión del delantero Edison Preciado, el Deportivo Cuenca no pudo romper la férrea defensa del equipo guayaquileño y tuvo que contentarse con un nuevo empate en condición de local.

Dos tiempos casi calcados con el cuadro cuencano volcado sobre la portería de Damián Frascarelli, el arquero uruguayo se convirtió en figura al ordenar a sus compañeros de manera que los ataques locales se diluyan sin causar mayor peligro.

Al minuto 74 se produjo una acción llena de polémica, los jugadores porteños reclamaron a los cuencanos por que supuestamente no permitieron el fair play, los reclamos subieron de tono hasta que el central Juan Albarracín expulsó a Edison Preciado por un aparente insulto al portero Frascarelli, quién habría proferido frases racistas en contra del jugador cuencano, lo que provocó esa reacción en él.

El partido terminó con el marcador en blanco ante la desazón de jugadores e hinchas cuencanos

Share Now

Related Post